No eres monedita de oro

No eres monedita de oro

Por lo tanto, no te aflijas,
cuando no todos…
simpaticen contigo o con tus ideas,
te critiquen, juzguen y condenen,
o simplemente,
no sigan o aprueben tus intereses.
Recuerda que cada quien,
posee el derecho de elegir;
y que eso, también es respetable.